Cuidado de enfermos

La oración de sanidad

Manos orando

¿Se ha preguntado si dentro de nuestra iglesia se puede ungir a las personas pidiendo a Dios por su sanidad? Dios puede hacer milagros, no por el poder del aceite o por el poder de nuestra fe, sino por su poder. El aceite de oliva (mezcla de aceite de oliva con otros aceites aromáticos) ha servido para una gran variedad de fines cúlticos en el antiguo Israel y la tradición cristiana. Además de ser un signo de la salud y la curación, el aceite representa la marca del liderazgo y el sello del Espíritu.

Continuar leyendo el artículo »

 

Recomendaciones útiles al visitar personas enfermas

1.    Hay que buscar la hora más oportuna.

2.    No andar con prisa. Hay que dar a la visita el tiempo requerido por el paciente.

3.    Actuar con naturalidad, si ser excesivamente formal, ni tomarse confianzas desmedidas.

Continuar leyendo el artículo »

 

Versos de salmos inspiradores

La Biblia

Sal. 3:5 – Yo me acosté y dormí, y desperté, porque Jehová me sustentaba.

Sal. 4:1,  7-8 Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia. Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar; ten misericordia de mí, y oye mi oración. Tú diste alegría a mi corazón mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto. En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

Sal. 5:11-12 – Pero alégrense todos los que en ti confían; den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; en ti se regocijen los que aman tu nombre. Porque tú, oh Jehová, bendecirás al justo; como con un escudo lo rodearás de tu favor.

Continuar leyendo el artículo »