Proceso a seguir para nominar, elegir y evaluar a la oficialidad de la Iglesia Presbiteriana EUA

Proceso a seguir para nominar, elegir y evaluar a la oficialidad de la Iglesia Presbiteriana EUA

(G-14.0223 COMITÉ DE NOMINACIONES) Las nominaciones serán hechas por un comité de nominaciones representativo de miembros activos de la iglesia. El mismo deberá incluir a mujeres y hombres, dará adecuada representación a personas de todas las edades y a todos los grupos étnicos raciales y personas discapacitadas que son miembros de esa congregación. Por lo menos dos miembros de este comité serán ancianos o ancianas designados por el consistorio, y uno de ellos será nombrado moderador o moderadora. Por lo menos, un miembro de este comité será designado por la Junta de Diácono, si la iglesia tiene diáconos.

Otros miembros del comité, en número suficiente para constituir una mayoría (excluyendo al pastor o pastora), serán seleccionados por la congregación o por aquellas organizaciones dentro de la iglesia que la congregación determine, ninguno de los cuales deberán estar en servicio activo en el consistorio o la junta de diáconos. El pastor o la pastora será miembro de este comité, sirviendo como ex-oficio y sin voto.

ELEGIDOS ANUALMENTE

El comité de nominaciones será seleccionado anualmente y ningún miembro del comité servirá por más de tres años consecutivos.

G-14.0225

PROCEDIMIENTOS PARA NOMINACIONES

Todos los procedimientos para nominaciones estarán sujetos a los principios de participación y representación según señalados en G-4.0403[1] y G-9.0104[2].

G-14.0226

EXENCIONES PARA CIERTAS CONGREGACIONES

El Presbiterio puede aprobar la solicitud de la congregación para eximirse de algunas de estas reglas, lo cual está sujeto a una revisión periódica del presbiterio, que podrá ser aprobada o revocada:

a. Cuando una iglesia local no está en conformidad con las provisiones de G-14.0221[3], deberá solicitar al presbiterio que se le exima, indicando las razones por las cuales no está en conformidad y deberá trazar un plan con los pasos a seguir hacia el cumplimiento de los requisitos. El presbiterio puede conceder la exención de G-14.0221 con un voto de tres cuartas partes del presbiterio y no se concederá por más de tres años a la vez, sujeta a renovación por votos de tres cuartas partes del presbiterio, y revocable por un voto mayoritario.

b. Cualquier congregación con menos de setenta miembros, en reunión congregacional regular, puede solicitarle al presbiterio su aprobación para elegir un comité de nominaciones pequeño que consista de un miembro del consistorio, elegido por el consistorio para ser el moderador o la moderadora, y por lo menos dos miembros de la congregación que no estén en servicio activo en el consistorio.

El pastor o la pastora servirá como miembro ex-oficio y sin voto. Otras provisiones respecto a una justa representación y tiempo de servicio continúan siendo aplicables.

c. Si en cualquier iglesia se hace imposible la rotación de miembros, por lo limitado del número de miembros, la congregación puede solicitar se le exima de las limitaciones de la reelección después de seis años. El presbiterio puede conceder la exención por voto de mayoría por no más de tres años a la vez, pero está sujeto a renovación o revocación en cualquier momento por voto de mayoría.

G-14.0230

REUNIÓN CONGREGACIONAL

La elección de ancianos y ancianas, y diáconos y diaconisas ocurrirá en la reunión anual de la congregación convocada para ese propósito por el consistorio (G-7.0302[4]).

G-14.0231

PROPÓSITO DE LA REUNIÓN

El moderador o la moderadora explicará el propósito de la reunión.

G-14.0232

OPORTUNIDAD PARA NOMINACIONES

Se le dará siempre a la congregación plena oportunidad para que cualquier miembro activo de la iglesia que se encuentre presente en la reunión haga nominaciones. Las personas a ser nominadas por la congregación, deberán haber dado su consentimiento de antemano y haber expresado su deseo de asumir el cargo, en caso de ser elegidas, o, si están presentes, se les deberá pedir que declaren su deseo de servir.

G-14.0233

VOTOS

Cuando el número de nominados es igual al número de ancianos y ancianas o diáconos y diaconisas a ser elegidos, la congregación puede votar a viva voz o con las manos. Cuando el número de los nominados es mayor que el número de ancianos y ancianas y diáconos y diaconisa a ser elegidos, la congregación votará por voto secreto. Una mayoría de los votantes presentes será requerida para elegir.

G-14.0240

PREPARACIÓN Y EXAMINACIÓN PARA EL CARGO

Cuando las personas son elegidas para el oficio de anciano o anciana, o de diácono o diaconisa, el consistorio consultará con ellos y ellas en cuanto a su deseo de asumir el cargo. El consistorio realizará un período de estudio y preparación, después del cual, el consistorio los examinará en cuanto a su fe personal; conocimiento de la doctrina y gobierno y disciplina contenidos en la Constitución de la Iglesia, y los deberes del cargo.

Si el examen es aprobado, el consistorio designará un día para el servicio de ordenación e instalación. (G-14.0300[5]). Si el examen no es aprobado por uno o más de los oficiales elegidos, el consistorio lo informará al Comité de Nominaciones el cual traerá nominaciones a una reunión especial de la congregación para llenar los puestos vacantes.

G-6.0106

DONES Y REQUISITOS

a. A los llamados a ejercer funciones especiales en la Iglesia diáconos, ancianos, y ministros de la Palabra y Sacramento Dios les da dones adecuados para sus variados deberes. En adición a poseer los dones y habilidades necesarias, naturales y adquiridos, los que asumen ministerios particulares deberán ser personas de sólida fe, discípulos dedicados, y que tengan amor a Jesucristo como Salvador y Señor. Su modo de vida será una demostración del evangelio cristiano en la Iglesia y en el mundo. Deberán tener la aprobación del pueblo de Dios y el juicio concurrente de un cuerpo gobernante de la Iglesia.

b. Aquellas personas que son llamadas para oficiar en la iglesia han de conducir una vida que sea obediente a las Escrituras y en conformidad con las normas confesionales históricas de la iglesia. Entre esas normas existe el requerimiento de que haya fidelidad en el pacto de matrimonio entre hombre y mujer (W-4.9001), y que las personas solteras practiquen la castidad. Aquellas personas que rehusen arrepentirse de cualquier práctica personal que las confesiones llaman pecado no serán ordenadas ni instaladas como diáconos/diáconas, ancianos/ancianas, ni ministros/ministras de la Palabra y Sacramento.

G-6.0107

ELEGIDOS POR EL PUEBLO

El gobierno de esta Iglesia es representativo y el derecho del pueblo de Dios para elegir sus oficiales es inalienable. Por lo tanto, ninguna persona puede ser colocada en oficio alguno en la congregación o cuerpo de gobierno de la Iglesia, excepto por la elección de ese cuerpo.

G-6.0108

LIBERTAD DE LA CONCIENCIA INDIVIDUAL Y

CORPORATIVA

a. Es necesario para la integridad y salud de la Iglesia que las personas que sirven en ella como oficiales se adhieran a lo esencial de la fe y la política reformada según está expresada en el Libro de las Confesiones y en La Forma de Gobierno. Hasta donde sea posible, sin apartarse seriamente de estas normas, sin violar los derechos y los puntos de vista de otros, y sin obstruir la autoridad constitucional de la Iglesia, se mantendrá libertad de conciencia con respecto a la interpretación de las Escrituras.

DENTRO DE CIERTOS LÍMITES

b. Será reconocido, desde luego, que al convertirse en candidato u oficial de la Iglesia Presbiteriana (E.U.A.) la persona elige ejercer libertad de conciencia dentro de ciertos límites. Su conciencia es cautiva de la Palabra de Dios según es interpretada en las normas de la Iglesia mientras él o ella continúe aspirando u ocupando una posición en ese cuerpo. La decisión en cuanto a si una persona se ha apartado de lo esencial de la fe y la política reformada se hace inicialmente por la persona interesada, pero en última instancia es responsabilidad del cuerpo gobernante a través del cual él o ella sirve.

BASES  BÍBLICAS

«También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo. Los diáconos asimismo deben ser honestos, sin doblez, no dados a mucho vino, no codiciosos de ganancias deshonestas; que guarden el misterio de la fe con limpia conciencia. Y éstos también sean sometidos a prueba primero, y entonces ejerzan el diaconado, si son irreprensibles. Las mujeres asimismo sean honestas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo. Los diáconos sean maridos de una sola mujer, y que gobiernen bien sus hijos y sus casas. Porque los que ejerzan bien el diaconado, ganan para sí un grado honroso, y mucha confianza en la fe que es en Cristo Jesús. » (1 Timoteo 3.7-13, RVR60)

«Entonces José subió para sepultar a su padre; y subieron con él todos los siervos de Faraón, los ancianos de su casa, y todos los ancianos de la tierra de Egipto, y toda la casa de José, y sus hermanos, y la casa de su padre; solamente dejaron en la tierra de Gosén sus niños, y sus ovejas y sus vacas.» (Génesis 50.7-8, RVR60)

«Y Moisés convocó a todos los ancianos de Israel, y les dijo: Sacad y tomaos corderos por vuestras familias, y sacrificad la pascua. Y tomad un manojo de hisopo, y mojadlo en la sangre que estará en un lebrillo, y untad el dintel y los dos postes con la sangre que estará en el lebrillo; y ninguno de vosotros salga de las puertas de su casa hasta la mañana.» (Éxodo 12.21-22, RVR60)

«Pero si hubiere alguno que aborreciere a su prójimo y lo acechare, y se levantare contra él y lo hiriere de muerte, y muriere; si huyere a alguna de estas ciudades, entonces los ancianos de su ciudad enviarán y lo sacarán de allí, y lo entregarán en mano del vengador de la sangre para que muera. No le compadecerás; y quitarás de Israel la sangre inocente, y te irá bien.» (Deuteronomio 19.11-13, RVR60)

«Ordenó Moisés, con los ancianos de Israel, al pueblo, diciendo: Guardaréis todos los mandamientos que yo os prescribo hoy. Y el día que pases el Jordán a la tierra que Jehová tu Dios te da, levantarás piedras grandes, y las revocarás con cal;» (Deuteronomio 27.1-2, RVR60)

«Congregad a mí todos los ancianos de vuestras tribus, y a vuestros oficiales, y hablaré en sus oídos estas palabras, y llamaré por testigos contra ellos a los cielos y a la tierra.» (Deuteronomio 31.28, RVR60)

«Y se reunieron con el rey Salomón todos los varones de Israel en el mes de Etanim, que es el mes séptimo, en el día de la fiesta solemne. Y vinieron todos los ancianos de Israel, y los sacerdotes tomaron el arca. Y llevaron el arca de Jehová, y el tabernáculo de reunión, y todos los utensilios sagrados que estaban en el tabernáculo, los cuales llevaban los sacerdotes y levitas. Y el rey Salomón, y toda la congregación de Israel que se había reunido con él, estaban con él delante del arca, sacrificando ovejas y bueyes, que por la multitud no se podían contar ni numerar.» (1º Reyes 8.2-5, RVR60)

DIÁCONOS

G-6.0401

MINISTERIO Y DONES DE LOS DIÁCONOS

El oficio de diácono, según la Escritura,l es uno de compasión, testimonio y servicio, siguiendo el ejemplo de Jesucristo. Para este oficio se deben elegir personas de carácter espiritual, de honesta reputación, vidas ejemplares, amor fraternal, compasión sincera y sano juicio.

G-6.0402

RESPONSABILIDADES

a. Es deber de los diáconos primeramente, ministrar a los necesitados, a los enfermos, a los desamparados o a cualquiera que esté en angustia, sea dentro de la comunidad de fe y más allá de la misma.  Asumirán aquellos otros deberes que les puedan ser asignados de tiempo en tiempo, por el consistorio tal como el dirigir en adoración por medio de oración e intercesión, lectura de las Escrituras, presentación de ofrendas y asistir en la Cena del Señor. (Ver W- 3.3616.)

b. Un diácono o una diaconisa informará a las autoridades legales eclesiásticas y civiles el conocimiento obtenido en el curso de servicio a la iglesia de daño, o el riesgo de daño, relacionado con el abuso físico, descuido, y/o asalto sexual o abuso de un menor o un adulto quien carece de capacidad mental cuando

(1) tal información ha sido obtenida fuera de una

comunicación confidencial;

(2) él o ella cree razonablemente que hay un riesgo de

futuro daño físico o abuso.

G-6.0406

SERVICIOS RELACIONADOS

Los diáconos pueden ser designados por cuerpos de gobierno para servir en comités o como síndicos. El consistorio puede elegir y designar otros miembros de la congregación para que ayuden a los diáconos en su ministerio de compasión.

EL CONSISTORIO

G-10.0101

MIEMBROS

El Consistorio de una iglesia local consiste del pastor o pastora o copastores o co-pastoras, los pastores asociados, las pastoras asociadas, y los ancianos o ancianas en servicio activo. Todos los miembros del consistorio, incluyendo el pastor o pastora, co-pastores o co-pastoras, y pastores asociados o pastoras asociadas tienen derecho al voto.

G-10.0102

RESPONSABILIDADES

El consistorio es responsable de la misión y el gobierno de la iglesia local. Por lo tanto, tiene la responsabilidad y el poder:

a. De proveer oportunidades para que en la iglesia y por la iglesia se aprenda y se practique el evangelismo, de modo que los miembros puedan estar mejor equipados para articular su fe, para testificar por palabra y hecho de la gracia salvadora de Cristo Jesús, y para invitar a personas a entrar en una nueva vida en Cristo, de acuerdo a G-3.0300;

b. Para recibir miembros dentro de la iglesia por profesión de fe, reafirmación de fe en Jesucristo, certificación satisfactoria de transferencia como miembro de la iglesia, siempre y cuando no se le niegue a persona alguna el derecho a ser miembro por razones de raza, circunstancias económicas o sociales, o alguna otra razón no relacionada con la profesión de fe;

c. Conducir a la congregación en la misión de toda la Iglesia en el mundo, de acuerdo con G-3.0000;

d. Proveer para la adoración del pueblo de Dios, incluyendo la predicación de la Palabra, participación de los Sacramentos y el programa de música, de acuerdo a los principios en el Directorio para la Adoración, y recurrir ante el presbiterio en solicitud de un anciano entrenado o anciana entrenada y autorizado/autorizada bajo las provisiones de G-11.0103, en aquellas circunstancias paliativas en que no hay un ministro ordenado o ministra ordenada de la Palabra y Sacramento que provea la administración de la Santa Cena;

e. Proveer para el crecimiento de sus miembros y su capacitación para el ministerio mediante el cuidado personal y pastoral, programas educacionales incluyendo la escuela bíblica, compartiendo en la confraternidad y el apoyo mutuo, y las oportunidades para el testimonio y servicio en el mundo;

f. Desarrollar y supervisar la escuela bíblica y el programa educativo de la iglesia;

g. Guiar a la congregación en ministerios de sanidad personal y social, y de reconciliación en las comunidades en las cuales la Iglesia vive y da testimonio;

h. Retar al pueblo de Dios con el privilegio de la mayordomía cristiana responsable de dinero, tiempo y talentos, desarrollando formas efectivas para fomentar y recoger las ofrendas del pueblo, y asegurar que todas las ofrendas sean dedicadas a los objetivos hacia los cuales fueron contribuidas;

i. Establecer un presupuesto anual, determinar la distribución de las benevolencias de la iglesia, y ordenar ofrendas para propósitos cristianos, proveyendo información completa a la congregación de sus decisiones en tales asuntos;

j. Guiar a la congregación continuamente a descubrir lo que Dios está haciendo en el mundo y a hacer planes para cambios, renovación y reforma bajo la Palabra de Dios;

k. Comprometerse con un proceso educativo y de crecimiento mutuo de los miembros del consistorio;

l. Instruir, examinar, ordenar, instalar y recibir dentro del ministerio común a ancianos/ancianas y diáconos/diaconisas al ser elegidos/elegidas por la congregación y a examinar su fidelidad en el cumplimiento de sus responsabilidades;

m. Delegar y supervisar el trabajo de la junta de diáconos y la junta de síndicos y todas las otras organizaciones y los grupos de trabajo dentro de la congregación, proveyendo apoyo, información, revisión y mando;

n. Proveer para la administración del programa de la iglesia, incluyendo el empleo de personal no ordenado, dando atención a la aplicación de igualdad de oportunidad de empleo, prácticas de empleo justas, políticas de personal, y la revisión anual de una compensación adecuada para todo el personal, incluyendo a todas las personas empleadas;

o. Proveer para la administración de la propiedad de la iglesia, incluyendo la determinación del uso apropiado de las edificaciones de la iglesia y las facilidades adquiriendo un seguro de la propiedad y de responsabilidad para proteger las facilidades, programa y oficiales que incluya los miembros del consistorio, los empleados, junta de síndicos y diáconos;

p. Mantener relaciones regulares y continuas con los más altos cuerpos gobernantes de la Iglesia, incluyendo:

(1) Elegir delegados y delegadas para el presbiterio y recibir sus informes; los consistorios son estimulados a elegir comisionados o comisionadas al presbiterio por lo menos para un año, preferiblemente por dos o tres;

(2) Nominar ancianos y/o ancianas para el presbiterio que puedan ser considerados, para elección al sínodo o a la Asamblea General;

(3) En ambas responsabilidades, arriba mencionadas, instrumentar los principios de participación e inclusividad para asegurar justa representación en la Iglesia al ésta tomar decisiones;

(4) Observar y llevar a cabo las instrucciones de los cuerpos de gobierno superiores consistentes con la Constitución de la Iglesia Presbiteriana (E.U.A.);

(5) Recibir a representantes del presbiterio en ocasión de sus visitas;

(6) Proponer al presbiterio y, mediante él, al sínodo y a la Asamblea

General, las medidas que puedan ser de interés común para la misión de toda la Iglesia.

(7) Enviar los informes estadísticos y toda otra información al secretario o secretaría permanente, conforme a lo requerido por el presbiterio.

q. Establecer y mantener las relaciones ecuménicas necesarias para la vida y misión de la Iglesia en su localidad,

r. Servir en asuntos judiciales de acuerdo con las Reglas de Disciplina,

s. Mantener una lista correcta de los miembros de la iglesia, de acuerdo con G-10.0302, y conceder certificados de transferencia a otras iglesias, que al darse a padres incluirán los nombres de sus hijos e hijas, especificando si han sido bautizados o bautizadas, y que cuando son dados a un anciano o anciana o diácono o diaconisa, incluirá el informe de su ordenación.

Basado en su totalidad en la Constitución de la Iglesia Presbiteriana Parte II: Libro de Orden, ed. 2009.


[1] G-4.0403 La Iglesia Presbiteriana (E.U.A.) dará expresión completa a la rica diversidad de sus miembros y proveerá los medios que hagan posible la inclusividad máxima conducente al sentido de unidad en su vida emergente. Personas de todos los grupos étnicos-raciales, de diversas edades, de ambos sexos, con diversos impedimentos, de áreas geográficas diversas y de diferentes posiciones teológicas consistentes con la tradición reformada, así como las diferentes condiciones matrimoniales: casados/casadas, solteros/solteras, viudas/viudos, divorciados/divorciadas tendrán la garantía de completa participación y acceso a la representación en el proceso para tomar decisiones en la Iglesia.

[2] G-9.0104Los cuerpos gobernantes de la iglesia serán responsables de la aplicación del compromiso de la Iglesia con la inclusión y la participación, según establecida en G-4.0403. Todos los cuerpos gobernantes laborarán para ser más abiertos e inclusivos y pondrán en vigor la acción afirmativa en procedimientos de empleo dirigida a corregir patrones de discriminación a base de las categorías enumeradas en G-4.0403

[3] G-14.0221Cada congregación elegirá hombres y mujeres de entre sus miembros activos, dando representación equitativa a personas de todas las edades y contextos étnicos raciales y a las personas con discapacidad que son miembros de dicha congregación, para el oficio de ancianos/ancianas y de diaconisas y diáconos (si es usado en la congregación).

[4] G-7.0302 La congregación celebrará una reunión anual, y si fuere necesario, puede celebrar otras reuniones. La reunión anual puede considerar asuntos como la elección de oficiales, recibir informes del consistorio así como los planes para el año siguiente, recibir informes de la junta de diáconos y de otras organizaciones de la iglesia y atender otros negocios, según sea necesario. Revisará lo adecuado de la compensación al pastor o pastores, según el informe de evaluación hecho por el consistorio previamente (G-10.0102n). La reunión será anunciada públicamente en dos domingos sucesivos.

[5] G-14.0300 Las preguntas e información de servicio de ordenación, instalación, y las preguntas de comisión se encuentran en W-4.4000.

a. ¿Confía usted en Jesucristo como Salvador, lo reconoce como

Señor de todos y todas y Cabeza de la Iglesia y mediante El cree en un Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo?

b. ¿Acepta usted que las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento

son, por el Espíritu Santo, el testimonio único y autorizado de Jesucristo en la Iglesia universal, y la Palabra de Dios para usted?

c. ¿Recibe y adopta usted sinceramente los principios esenciales de la

fe reformada, según están expresadas en las confesiones de nuestra iglesia, como exposiciones auténticas y confiables de lo que las Escrituras nos dirigen a creer y a hacer, y será usted instruido o instruida y guiado o guiada por esas confesiones al conducir al pueblo de Dios?

d. ¿Cumplirá usted su oficio en obediencia a Jesucristo, bajo la

autoridad de la Escritura, y guiado o guiada continuamente por nuestras confesiones?

e. ¿Se dejará regir por el gobierno de nuestra iglesia y se sujetará a su

disciplina? ¿Será usted un amigo o una amiga entre sus colegas en el ministerio, trabajando con ellos y ellas, sujeto a las disposiciones de la Palabra de Dios y su Espíritu?

f. ¿Buscará seguir al Señor Jesucristo en su vida personal, amará a sus

semejantes y trabajará por la reconciliación del mundo?

g. ¿Promete usted promover la paz, la unidad y la pureza de la iglesia?

h. ¿Servirá usted al pueblo con energía, inteligencia, imaginación y

amor?

i. (1) (Para ancianos y ancianas) ¿Será usted un anciano o anciana

fiel, cuidando del pueblo, proveyendo para su adoración, educación y servicio?

¿Compartirá usted en el gobierno y la disciplina, sirviendo en los cuerpos de gobierno de la iglesia y tratará usted de mostrar el amor y la justicia de Jesucristo en su ministerio?

(2) (Para diáconos y diaconisas) ¿Será usted un diácono o diaconisa fiel, enseñando la caridad, estimulando la inquietud por otros, así

como la ayuda del pueblo por los desamparados y por los necesitados y en su ministerio, tratará usted de mostrar el amor y la justicia de Jesucristo?

0 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *