Artículos

Pacto Matrimonial

La Palabra nos asegura que el casamiento fue fundado por el Señor Dios mismo, quien lo bendijo opulentamente, estableciendo que el hombre y la mujer se uniesen firmemente entre sí, y que vivieran juntos en completo amor y concordia (Mateo19.4). Las Escrituras nos dicen  nos enseña que: “Honroso es en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla” (Hebreos13.4), “si la doncella se casa, no peca” (1 Corintios7:28). El matrimonio cristiano es una respuesta a la Palabra de Dios, como señal de compromiso y pacto de dos personas que se aman y profesan su mutua responsabilidad al convertirse en una familia.
Continuar leyendo el artículo »

 

El Culto Nupcial

Todo momento importante en la vida de cada creyente debería iniciar con la dirección y bendición de Dios. El matrimonio como pacto inspirado por Dios nos llama a su templo en búsqueda de su poder en medio de las promesas mutuas entre los creyente. Es Dios quien sella nuestros votos  y quien también nos exige su cumplimiento.

Continuar leyendo el artículo »

 

Significado de la Ordenación

Lo que los presbiterianos y presbiterianas creen acerca de la ordenación ha cambiado con el tiempo, en algunas áreas de forma muy dramática. Por ejemplo, la ordenación de mujeres como ministras, ancianas y diáconizas, algo impensable antes en nuestra historia, no solo se ha convertido en aceptable, sino que se espera.

Continuar leyendo el artículo »

 

Resumen del 2009: Un año de bendiciones

Nuestro futuro

A continuación un resumen fotográfico de las actividades que realizamos en el 2009.

Continuar leyendo el artículo »

 

Lo que es la esperanza

Esperanza

Esperanza se traduce del término hebreo miqveh. Se refiere a una cosa o un acontecimiento que se espera, que está en el futuro. Job decía que “si el árbol fuere cortado, aún queda de él esperanza; retoñará aún, y sus renuevos no faltarán” (Job 14:7). Esta virtud se hace real cuando esperamos en la voluntad de Dios con la confianza de que cumplirá lo prometido. Los Salmos dicen “de él [Dios] es mi esperanza” (62:5) “esperanza de todos los términos de la tierra” (65:5). Dios siempre mantuvo la esperanza de una restauración gloriosa mediante la intervención de su Mesías. Dios es la “esperanza” de Israel, Guardador suyo” (Jer. 14:8; 17:13; 50:7). Por eso Zacarías dice de los israelitas que son “prisioneros de esperanza” (Zac. 9:12).

Continuar leyendo el artículo »

 

Más allá de pan y vino

Pan y Vino

La Santa Cena, entre muchas cosas, es un rito o celebración central de la adoración cristiana, que recibe diversos nombres: Eucaristía, Comunión, Santa Cena, Mesa del Señor, o Misa. Este culto se desarrolló a partir de la Ultima Cena de Jesús y sus discípulos la noche anterior a la crucifixión. Tradicionalmente se relaciona a las palabras de Jesús, que se encuentran en los Evangelios y 1 Corintios: “Esto es mi cuerpo,” “Este es el nuevo pacto en mi sangre” o “Haced esto en memoria de mi”.

Continuar leyendo el artículo »

 

Colores litúrgicos

A medida que el ser humano aprende de sí mismo, de las distintas estrategias de enseñanza y de comunicación, nos hemos dado cuenta del efecto de lo visual en la sociedad. Sin embargo, el uso de los colores litúrgicos se remontan a mucho tiempo atrás.  Los colores en la liturgia nos orientan a la estación del año en la que recordamos la vida de Jesucristo y nos ayudan  a participar visualmente del significado de la época en el culto.

Continuar leyendo el artículo »

 

La oración de sanidad

Manos orando

¿Se ha preguntado si dentro de nuestra iglesia se puede ungir a las personas pidiendo a Dios por su sanidad? Dios puede hacer milagros, no por el poder del aceite o por el poder de nuestra fe, sino por su poder. El aceite de oliva (mezcla de aceite de oliva con otros aceites aromáticos) ha servido para una gran variedad de fines cúlticos en el antiguo Israel y la tradición cristiana. Además de ser un signo de la salud y la curación, el aceite representa la marca del liderazgo y el sello del Espíritu.

Continuar leyendo el artículo »

 

Estaciones del Año Litúrgico

Dios ha inspirado un ritmo de las estaciones que ordena la vida e influye en el culto de la iglesia. La iglesia que sigue el año litúrgico ofrece un modelo para ordenar el culto en relación con ocasiones importantes en la vida de Jesús y del pueblo de Dios. La iglesia ha llegado a observar los siguientes días y las estaciones:

Continuar leyendo el artículo »

 

La confesión de pecados en el culto de adoración

En el Servicio de Adoración, la confesión y seguridad del perdón son el resultado a la alabanza inicial en el culto. Esta adoración a Dios, nos hace conscientes de nuestros propios pecados. Calvino afirmó que el conocimiento de Dios y el conocimiento de nosotros mismos están fundidas, de manera que “estamos impulsados por nuestros propios males a contemplar las cosas buenas de Dios” y por el contrario, ver de la bondad de Dios nos lleva a reconocer nuestra naturaleza pecaminosa. Al encontrarnos con la santidad de Dios tomamos conciencia de nuestra maldad, nos movemos al arrepentimiento y pedimos perdón a Dios.

Continuar leyendo el artículo »