Mis dones y tus dones, todos del Espíritu

Reflexión de Hno. Rodney Padovani Casanova
Martes, 3 de marzo de 2014, Culto de Oración
Pasaje Bíblico
1ra Corintos 12

¿Qué son los dones del Espíritu?
Los dones del espíritu son una gracia (regalo inmerecido) concedido por nuestro Dios para el crecimiento, conocimiento para beneficio de su pueblo y la humanidad. Hay muchos dones del Espíritu, al igual que hay muchos ministerios en la iglesia; como el ministerio de evangelización, el ministerio de mayordomía, el ministerio de adoración, el ministerio de educación cristiana. Todos tienen diferentes dones porque se necesitan y trabajan mutuamente, unos con otros. Pero solo a través de Dios y su Espíritu se puede percibir su gracia, ya que hay un solo Espíritu los dones todos vienen de nuestro Dios, para provecho de todos, porque solo hay un Dios y un mismo Espíritu.

¿Pero para qué?
Dios nos da dones por una razón muy importante, además que es para nuestro crecimiento y nutrición para la vida, es para su obra en el mundo, también tiene que ver mucho con el llamado. Nosotros recibimos dones para el propósito de desarrollar los y usarlo.

 Dios nos ha dado diferentes dones, según lo que él quiso dar a cada uno. Por lo tanto, si Dios nos ha dado el don de profecía, hablemos según la fe que tenemos;  si nos ha dado el don de servir a otros, sirvámoslos bien. El que haya recibido el don de enseñar, que se dedique a la enseñanza;  el que haya recibido el don de animar a otros, que se dedique a animarlos. El que da, hágalo con sencillez; el que ocupa un puesto de responsabilidad, desempeñe su cargo con todo cuidado; el que ayuda a los necesitados, hágalo con alegría. (Romanos 12: 6-8)

En la carta Pablo dice que Hay diferentes tipos de dones, pero también dice algo, un detalle muy importante. Dice que no debemos sentirnos mal porque tu no tengas mis dones, ni yo sentirme mal porque yo no tengo los tuyos. En un momento yo insistí en tocar la guitarra en el Ministerio de Musical, cuando ya habían dos guitarristas y ningún otro pianista o cantante. Con el tiempo entendí que cada uno tiene un propósito y una razón dentro del plan de De Dios para ser uno mismo. No es que no puedo tocar guitarra, pero Dios me llamó a cantarle y a tocar piano en este momento. ¡Dios es Soberano! 

Debemos recordar que los dones son  regalos de Dios, dones para nuestras vidas, los cuales tiene un propósito. Hay personas que tienen más dones y otros no; pero hay personas que tienen dones escondidos o dones que no saben que existen o dones que no han desarrollado. Pero hay que ser agradecidos también, para poder llevar acabo ese propósito, para poder glorificar, exaltar, adorar honrar a nuestro Dios.

¿Qué recibimos usando y desarrollando nuestros dones del Espíritu?
“En cambio, lo que el Espíritu produce es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley.” (Gálatas 5:22-23) En Gálatas Pablo nos muestra que el Espíritu no solo produce talentos, dones u ofrenda. Del  Señor recibimos el fruto del Espíritu: felicidad, amor, gozo, paciencia, fe, bondad. Todas esas cosas las recibimos si vivimos para Él. Porque no solo es desarrollar un don, hay que vivir lo que hacemos con pasión. A veces lo que hacemos para el Señor se convierte una pasión, porque  amamos a Dios y Él nos ama.

Finalmente
Recordemos que los dones del Espíritu son dádivas (una gracia) que Dios nos da mediante el Espíritu, que deben de ser usados de acuerdo a su propósito para edificar a la iglesia y a nuestras vidas.

 

Comentarios

Ningún comentario aún.